EL PALANCAR. LA CAPILLA DEL CONVENTITO.

Todo es llamativo, produce exclamación. EL CONVENTIDO DE EL PALANCAR, el convento más pequeño del mundo, tiene un Capilla adornada en azul, con azulejos, dedicada a santa María Concebida sin Pecado, toda trabajada en su ornamentación por la artista francesa Magdalena Leroux, esposa del también artista Enrique Pérez Comendador.


Hay que dejarse empapar de los campos, los ángeles, las figuras, las estrellas, el tono azul y la proporción tan bella que ha creado en el espacio alcantarino, en el lugar primitivo de la capilla, la artista M. Leroux Comendador.


Si la talla de Pérez Comendador habla de san Pedro de Alcántara abrazado a la cruz, sobre el libro de los evangelios, penitente con cilicios, manos de sarmientos y bondad en su expresión, el conjunto de teselas, el mosaico ,grita una serenidad dulce de cielo extremeño, con vegetación, lleno de referencias a los símbolos franciscanos, y a las personas cercanas en la vida del santo alcantarino: san Francisco de Borja y santa Teresa de Jesús.


Capilla de idilio azul, de ángeles, de silencio quedo, y de fuerte llamada a la expresión de dama pobreza vista muy de cerca en María Concebida sin Pecado.


Fr. Victorino Terradillos, ofm.




9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo