LA BELLEZA DE DIOS EN SAN PEDRO DE ALCÁNTARA II

Actualizado: 27 oct 2021

En este año jubilar de San Pedro de Alcántara, el Santo nos invita a vivir el gozo y la belleza de Dios. La belleza de Dios es lo que más resplandece en el Santo. Para los que estáis sedientos de belleza, Venid a beber de balde de esta fuente que mana sabiduría de Dios.


Celebrar el jubileo con San Pedro, es celebrar la gracia de Dios, la santidad de Dios, la belleza de Dios. San Pedro de Alcántara es el gran testigo de la santidad y belleza en la Iglesia. Su vida y obras reflejan y expresan la luz y la belleza que viene de Cristo. En él, la Palabra de Dios se hizo luz iluminadora, milagro de fecundidad virginal que hermosea y configura la vida en Cristo. La belleza del Evangelio actuó en él con la fuerza que engendra la vida nueva, la que llena de gracia y salvación, la que genera santidad y belleza divina.


Y en este año de Gracia, el santo Alcantarino nos invita a vivir y descubrir la belleza que viene de Dios. Esa belleza que nos atrae y nos seduce. Hoy nuestro mundo tiene hambre de belleza. Se busca la belleza con ansia, se la compra como valor cotizado. Todos tenemos hambre de belleza. La belleza electriza nuestros ojos, nos gana y enamora. Pero no es la belleza humana la que sacia nuestra felicidad. La que el Santo nos ofrece es la verdadera belleza, la que llena de paz y armonía, la que santifica el alma, la que nos eleva por encima de lo humano, la belleza que nos reviste de Dios, la que engendra el éxtasis infinito de amor, la que nos hace verdaderos hijos y amados de Dios


La belleza del Santo será nuestro tema en el año jubilar.


Arsenio Muñoz, franciscano

http://www.cuadernosdelaberinto.com/autores/paginas/arsenio_munoz.html


32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo